Moodle es la plataforma de e-learning preferida por muchas instituciones, y en estas épocas de pandemia, se convirtió además en el centro de la educación a distancia para colegios, institutos, universidades y más.

Sin embargo, para las instituciones que como parte de sus procesos de admisión suelen tomar evaluaciones a sus nuevos alumnos, usar Moodle para examen de admisión puede significar un uso importante de recursos computacionales en un momento específico de tiempo, lo cual es totalmente diferente al uso normal de la plataforma y puede traer problemas de caídas o fallas en pleno examen.

Dimensionar correctamente

Lo primero es determinar el público participante, cuántos postulantes se conectarán, y en qué rango de tiempo. Este dato es crucial, porque permitirá calcular la potencia computacional necesaria para el evento, tanto en procesamiento como en memoria RAM.

Exagerar un poquito

Una vez tenemos claro el público participante en la evaluación, necesitamos determinar cuánta memoria y procesador se va a requerir para poder atender la demanda en simultáneo. No es lo mismo tener una población estudiantil de 10,000 alumnos, de los cuales se conectan 1000 o 1500 a la vez a nuestro Moodle, que dar un examen de admisión para 3,000 postulantes que se conectarán el mismo día a la misma hora.

La regla básica para atender a una gran demanda de conexiones es tener muchos cores y memoria RAM para el proceso, además de ajustes y adaptaciones a diversos parámetros en el servidor y motor de base de datos para poder soportar la carga sin ningún inconveniente.

Por último, el monitoreo durante el evento, y validar constantemente los indicadores para tomar acciones en el momento y evitar cualquier problema son fundamentales.

En VIS somos expertos en alojamiento de plataformas Moodle de alto tránsito, no dude en contactarnos ante cualquier consulta.