En pleno año 2020, con el aislamiento social vigente debido al COVID 19 y con las clases escolares con fecha aún incierta debido a la coyuntura, los colegios y entidades educativas en toda la región analizan la posibilidad de emplear la educación a distancia para poder atender a sus alumnos. Si bien el e-learning ya se emplea en la mayoría sino todas las instituciones de educación superior, su instauración en centros educativos para nuestros niños y jóvenes se encuentra aún en sus inicios.

Pero antes de embarcarse en lanzar la plataforma de elearning de tu colegio, toca analizar cuáles serán los requerimientos técnicos necesarios para que  Moodle se pueda ejecutar sin contratiempos y atender de la mejor manera a la población educativa.

Cuánta RAM?

Si bien no hay una medida exacta de cuanta memoria RAM consume un usuario al emplear la plataforma Moodle -ya que cada caso de uso es especial debido a los plugins o características del curso- se puede asumir que, con las últimas versiones, al menos 50MB de RAM es una medida adecuada.
Si por ejemplo, tu colegio tiene 1,000 alumnos y estimas que requerirá realizar una evaluación online a 100 alumnos en simultáneo, entonces el requerimiento de memoria RAM para ese momento pico será de 100x50MB=5GB de RAM libre, fuera del consumo del sistema operativo y demás.

¿Cuánto espacio?

Aquí debemos calcular -al igual que con la memoria RAM- cuánto espacio esperamos que un alumno pueda emplear al mes con los archivos de tareas que vaya a publicar. Por ejemplo: 100MB de espacio al mes por alumno. Al ser 1,000 alumnos, estamos hablando de 1000x100MB al mes, es decir aprox. 100GB mensuales. Si nuestro año educativo tiene 09 meses, entonces el cálculo sería de al menos 100GBx9=900GB anuales. Esto fuera del espacio propio del sistema y el espacio que ocupe el material educativo a emplear en los cursos.

¿Y el procesamiento?

Este es un tema delicado: si tenemos poca capacidad de procesamiento, las consultas se acumularán en la RAM que a su vez -si resulta insuficiente- terminará en el disco duro; si nuestro disco duro es lento o está ocupado con una gran cantidad de conexiones, terminará ralentizando todo el sistema llegando a colapsar la plataforma. Es por esto que es importante tener una potencia de procesador importante.

Qué conviene en este escenario?

Definitivamente un hosting estándar no es una opción a tomar en cuenta bajo ninguna circunstancia. No ofrecerá la cantidad de memoria RAM ni espacio y procesamiento adecuados.

Un VPS o VM puede ser una opción a tomar en cuenta; aunque con los requisitos mínimos de 08GB RAM, al menos 500GB de disco y por lo menos 4 cores, terminará siendo una opción costosa y no ofreciendo la mayor cantidad de bondades respecto a costo / beneficio.

En este escenario un servidor dedicado con al menos 16GB de RAM y 1TB de disco les permitirá poder afrontar el año educativo con holgura.

Un servidor en servicios cloud como AWS o Azure también puede ser una buena opción, aunque siempre existirá la incertidumbre del costo ya que son muy variables, y la necesidad de estirar los recursos para atender a la población educativa podrían terminar generando costos mayores a los estimados.

En VIS somos especialistas en paquetes de Hosting Moodle, Servidores Dedicados, y podemos asesorarles cualquiera sea el dimensionamiento de sus cursos, no dudes en contactarnos.